Pionera

Comparte este cuento!

por Marta Scared Writer

De pronto sintió miedo.

Bajó la mano con la que estaba a punto de tocar la puerta

¿Qué hacía ella ahí?

Había sorteado varios problemas desde que había entrado en el imponente edificio. Sonrisas despectivas, miradas de desprecio, silbidos, burlas. Pero sólo ahora había sentido miedo.

Inspiró hondo.

Dos jóvenes, vestidos de forma impoluta, con trajes grises y chalecos a juego pasaron a su lado. No tendrían más de veinte años. Entraron al aula y cerraron la puerta tras ellos sin reparar siquiera en su presencia. Ahí estaba.

La indiferencia.

Definitivamente el peor de los problemas. Era lo peor de ser alguien como ella. De verse como se veía, de hablar como hablaba, de andar como ella andaba y de respirar como ella lo hacía.

Como una mujer.

Volvió a inspirar y recordó porque estaba allí. Levantó el puño y llamó enérgicamente a la puerta. Atravesó el gran aula y se sentó en la primera fila del anfiteatro. Sin bajar la cabeza ni dejarse intimidar por las miradas despectivas. Ni siquiera se dejó intimidar por aquellos que la ignoraban. Sacó su plumier y esperó pacientemente a que el profesor apareciese. Bien sentada, espalda recta. Como una señorita.

Y así lo hizo durante los tres años que duraron sus estudios. Y como lo haría cada día durante el resto de su vida. Con el tiempo, otras como ella aparecieron. Todas sufrieron las mismas situaciones. Pero como ella misma se recordaba cada día antes de levantar ese puño y entrar en el aula, merecía la pena. Cada día, cada lucha iba a merecer la pena, porque llegaría un día en el que alguien como ella no sería maltratada, humillada, ni lo que es peor, ignorada. Por ser así.

Por ser mujer.


Links Externos : Mujeres pioneras en la Universidad

Te puede gustar : Cuento para reflexionar sobre los Cambios

Otros cuentos de Cuentista : La Verdad y La Mentira

Comparte este cuento!

Autor entrada: Pedro Dominguez Polo

Padre, Coach, Escritor aficionado y fan de las historias inspiradoras que dejan huella en los jóvenes y refrescan la mente de los mayores. MBA por EAE y con formación en ingeniería me encuentro cómodo entre los bits, los negocios y el alimento de la mente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *