Los dos Loros.

Comparte este cuento!
Los dos loros

Un hombre, que pasaba por delante de una tienda, vio que allí vendían dos loros, encerrados en la misma jaula. Uno era muy bonito y cantaba estupendamente, mientras que el otro estaba en un estado lastimoso y permanecía mudo.

El primero valía 50 yenes, el segundo tres mil.

El hombre, asombrado por la diferencia de precio, le dijo al comerciante:

  • ¡déme el loro de cincuenta yens!
  • Imposible, señor – respondió el vendedor. No puedo vender los pájaros por separado.
  • ¿pero… por qué?  ¿Cómo explica usted una semejante diferencia de precio? Pues el más feo cuesta infinitamente más que el más bonito y, además, no canta. Eso es absurdo.
  • ¡Ah, no se equivoque usted señor! El loro que encuentra usted feo es el compositor.


En la vida tendemos a juzagar por las apariencias, y como vemos en la historia de los dos loros, no siempre se percibe la realidad, sino solo una parte de esta.

Los juicios apresurados y especialmente si estan basado en el “parecer”, suelen conducir a errores.

Si algo nos enseña la historia de los dos loros es que “parecer” y “ser” son diferentes, y que el verdadero valor de las personas no simpre es visible a simple vista.

Muchas veces aquellas personas cuya contribución es sorprendente y fundamental para los resultados visibles, quedan ocultas tras las cortinas o en un segundo plano. Eso no les resta valor, y has de formarte un juicio completo antes d eemitir una opinion sobre las competencias de las personas.


Te puede gustar : Tu propio juicio

Enlace Externo interesante sobre conocerte a ti mismo : Conocete a ti mismo!

Comparte este cuento!

Autor entrada: Pedro Polo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.